Integración del masaje terapéutico en el cuidado y la rehabilitación de la persona amputada

Web Development Español (Spanish), inMotion Español

Volumen 14 · Número 4 · Julio/Agosto 2004

Traducido del inMotion – Integration of therapeutic massage in the care and rehabilitation of the amputee

por Anna Kania, BSc, masajista terapéutica titulada

Message Therapy 01La pérdida de una extremidad es un trauma físico y psicológico que influye profundamente en la vida de una persona con amputación. Proporcionar servicios y programas integrales de rehabilitación a personas que se están recuperando tras la amputación es, por lo tanto, un proceso complicado. Se reconoce la necesidad de contar con un equipo multidisciplinar para atender las necesidades funcionales, emocionales, sociales y psicológicas del individuo.

Massage Therapy 03El Hospital de Rehabilitación de St. John de Toronto, Canadá, es líder en programas de rehabilitación para personas que se están recuperando de amputaciones, quemaduras, traumas múltiples, problemas ortopédicos complejos, transplantes de órganos, apoplejías y cirugías cardíacas. Los pacientes reciben terapia de un equipo de profesionales, incluido un fisioterapeuta, un terapeuta ocupacional, un psicólogo, un trabajador social, un enfermero y otros especialistas médicos. En los últimos años, sin embargo, se ha reconocido que faltaba un componente en los servicios de rehabilitación que se ofrecen. Como respuesta a esta necesidad, se integró el masaje terapéutico en los programas de rehabilitación de personas con amputaciones para proporcionar ese “eslabón perdido”.

¿Qué es el masaje terapéutico?

El masaje terapéutico se usa para prevenir y tratar la disfunción física y el dolor mediante la aplicación de diversas técnicas manuales sobre los tejidos blandos del cuerpo (músculos, tejido conjuntivo) y las articulaciones. Se considera una terapia no invasiva que, aplicada por un masajista terapéutico titulado, puede tener efectos muy positivos.

¿Qué beneficios tiene el masaje terapéutico?

Las investigaciones afirman que el masaje terapéutico ofrece beneficios físicos y psicológicos relacionados entre sí, muchos de los cuales suelen ser los mismos que los objetivos a conseguir durante la rehabilitación.

Estos beneficios son:

  • Reducción de la inflamación
  • Mejora de la circulación
  • Menor rigidez muscular
  • Reducción de la tirantez del tejido cicatricial
  • Reducción del número de espasmos
  • Aumento de la longitud del músculo
  • Menor grado de dolor
  • Reducción de la ansiedad y el estrés
  • Sueño más duradero
  • Una mayor relajación

Problemas comunes en personas con amputaciones tratables mediante el masaje terapéutico

Massage Therapy 02Cada persona tiene un historial y unos síntomas específicos únicos dependiendo de varios factores, como la edad, el estado de salud, la causa de la amputación y la etapa actual en su rehabilitación. Un masajista terapéutico tiene en cuenta el historial completo del paciente, los resultados de su evaluación y los objetivos de la rehabilitación antes de plantear el tratamiento adecuado al paciente. Un masajista terapéutico con un sólido conocimiento de anatomía y fisiología puede mejorar cualquiera de los siguientes problemas que las personas con amputaciones experimentan habitualmente.

Dolor fantasma. El dolor fantasmal se da únicamente en personas con amputaciones. Es la sensación subjetiva de dolor, no provocada por un estímulo externo, que se siente en la parte de la extremidad que ya no existe. Las investigaciones indican que entre el 70 y el 80 por ciento de las personas con amputaciones experimenta dolor fantasma. La mayoría lo comunican inmediatamente después que la intervención, aunque los estudios indican que el 40 por ciento experimenta dolor fantasma después del primer año. Se han utilizado varios términos para describir el dolor fantasma: quemazón, punzada, sensación de retorcimiento, calambre, aplastamiento y palpitaciones.

Massage Therapy 04El tratamiento mediante masaje ha conseguido resultados variados en la reducción del dolor fantasma. Para algunos, ha sido una excelente fuente del alivio; para otros, ha surtido poco efecto. A menudo se menciona en los libros de texto de rehabilitación de personas con amputaciones que las técnicas no invasivas, como el masaje terapéutico, aumentan la información sensorial de la extremidad residual que puede anular la percepción de dolor en el cerebro, proporcionando así alivio temporal o parcial del dolor fantasma. Cómo se logra esto dependerá de la persona y la habilidad del masajista terapéutico para localizar las zonas donde el paciente indica un cambio en el nivel del dolor. El tratamiento puede consistir en dar masajes directamente sobre el extremo del miembro residual o en el músculo y los tejidos blandos situados por encima de la zona amputada. También puede ser adecuada otra técnica de masajes más general con el objetivo de reducir el estrés y la ansiedad, factores que aumentan la intensidad o frecuencia del dolor.

Dolor en la extremidad residual. El dolor en la extremidad residual es el dolor que se siente en la parte que queda de la extremidad, afectada tras la amputación. Son muchas las causas del dolor en la extremidad residual e incluyen daños en el tejido durante la intervención, mal ajuste de la prótesis, neuroma no protegido, rozamiento en la piel y disfunciones de la articulación.

Massage Therapy 04Otras causas o factores que contribuyen son inflamaciones, una mala circulación, cicatrices adheridas, espasmos musculares o dolor reflejo (el que se siente en una zona del cuerpo que no es la fuente real del dolor). Todos pueden tratarse de forma eficaz con masajes terapéuticos.

Hipersensibilidad. Muchas personas tienen extremidades residuales muy sensibles que duelen, causan malestar y limitan su capacidad para usar la extremidad afectada. El masaje terapéutico es un método eficaz que reduce la hipersensibilidad, y el dolor y malestar asociados a ella.

Tirantez, rigidez y espasmos musculares. Muchas personas con amputaciones suelen experimentar un dolor muscular y articular que no está directamente asociado a la zona de la amputación. Estas zonas se denominan estructuras compensatorias porque tienen que desempeñar funciones adicionales para compensar las limitaciones que surgen como consecuencia de una amputación. Este desequilibrio en la actividad muscular a menudo causa tensión, rigidez y espasmos musculares, que se pueden manifestar de las siguientes maneras:

  • Las personas con amputación de extremidad superior suelen desarrollar el síndrome del túnel carpiano, u otros síntomas relacionados, en la mano no afectada debido a que dependen más de ella para hacer todo lo que solían hacer con la otra mano.
  • En las personas con amputación de extremidad inferior, la distribución del peso cuando están de pie o caminando se transfiere con frecuencia a la pierna no afectada, y los cambios de postura y biomecánica son muy comunes. Como resultado, las personas con amputación de extremidad inferior sufren a menudo dolor persistente en la zona lumbar.
  • El desarrollo de rigidez y espasmos musculares por el uso de la prótesis es muy común debido al gran esfuerzo que hacen los músculos para realizar las nuevas actividades y para soportar el peso adicional de la prótesis.
  • Durante el proceso de recuperación tras la amputación, puede que se inmovilicen los músculos y las articulaciones para asegurar el cierre de la herida o la cicatrización de los huesos. Esto puede dar lugar a contracturas (tensión permanente o acortamiento muscular que causa el agarrotamiento de las articulaciones afectadas). Las contracturas surgen con frecuencia en las articulaciones cercanas a la parte amputada, lo que restringe la amplitud de movimiento y conduce potencialmente a complicaciones tales como la variación en la marcha, un mal ajuste de la prótesis y la imposibilidad de usar prótesis.
  • Los dolores de cabeza son síntomas muy comunes y pueden estar causados por los efectos secundarios de algún medicamento, la falta de sueño, el estrés, la deshidratación o el dolor reflejo que causa la rigidez muscular en “puntos de activación” de la cabeza, el cuello y el hombro. Cuando se disminuye la tensión muscular y las restricciones de los tejidos blandos mediante el masaje terapéutico, puede controlarse o eliminarse el dolor de cabeza.

Es necesario determinar la posible causa de las restricciones musculares y del dolor para elaborar un plan de tratamiento adecuado. El tratamiento con masaje terapéutico puede consistir en una terapia de activación de puntos dolorosos, la movilización de las articulaciones y otras técnicas específicas para tratar el tejido blando afectado. La educación postural y la instrucción durante la atención a domicilio (por ejemplo, los estiramientos) son también componentes importantes del masaje terapéutico.

Tejido cicatricial. Muchas personas con amputaciones presentan tejido cicatricial en la extremidad afectada asociado a la intervención quirúrgica o a la herida inicial. El tejido cicatricial es más duro, menos elástico y a menudo más grueso que la piel normal y el músculo. Debido a sus características restrictivas, el tejido cicatricial puede causar un efecto negativo sobre el tejido adyacente, produciendo rigidez y dolor. El picazón y la sensibilidad del tejido cicatricial son también comunes y pueden dificultar el uso de la prótesis o reducir la amplitud de movimiento de las articulaciones afectadas. Se recomienda el masaje del tejido cicatricial para reducir la tirantez, la rigidez, el dolor y la picazón y para aumentar la amplitud de movimiento de las articulaciones afectadas y circundantes.

Inflamación. Es frecuente la inflamación (edema) en la extremidad residual, sobre todo tras la intervención, los drásticos cambios de presión atmosférica o el uso de prótesis durante un período prolongado. La inflamación, causada por un exceso de fluidos, puede ejercer presión sobre las estructuras internas y provocar hormigueos, entumecimiento o dolor. La inflamación también puede alterar el ajuste de la prótesis y limitar la posibilidad de llevar una prótesis con comodidad. Un masajista terapéutico puede aplicar técnicas específicas que reducen eficazmente la inflamación, como el drenaje linfático manual (masaje suave que ayuda a desplazar los fluidos desde el extremo del miembro hasta el tronco).

Mala circulación sanguínea. La circulación sanguínea es muy importante puesto que es la fuente de nutrientes (alimento y oxígeno) que llegan a los tejidos. La amputación reduce el uso de los músculos directamente afectados lo que provoca la consiguiente pérdida de la “bomba muscular” que ayuda a bombear sangre en esa zona. La mala circulación también da como resultado una extremidad residual fría, que se suele asociar al dolor y a un aumento del dolor fantasma. El masaje terapéutico es conocido por su capacidad para mejorar la circulación en la zona donde se aplica el masaje.

Masaje terapéutico: beneficioso para la mente y el cuerpo en cualquier etapa

El masaje terapéutico puede ser muy beneficioso para las personas con amputaciones, tanto como medida preventiva o de mantenimiento como componente integral en las distintas fases del proceso de rehabilitación. Se recomienda que las personas amputadas reciban masajes terapéuticos al tiempo que se les instruye sobre el uso de la prótesis. Esto puede ayudar a prevenir la tensión, la tirantez y el dolor muscular que pueden desarrollarse debido a los cambios de postura y biomecánica y al esfuerzo que realizan los músculos directa o indirectamente implicados.

El masaje terapéutico puede aliviar diversos síntomas a corto o a largo plazo. Es importante destacar que incluso el alivio a corto plazo puede tener un enorme efecto positivo desde el punto de vista psicológico. Varios estudios indican que el masaje terapéutico es también muy eficaz a la hora de reducir el estrés y la ansiedad y aumentar la duración del sueño; todos son factores importantes que pueden influir en la calidad de vida de las personas amputadas.

Recursos relacionados:

Asociación Estadounidense de Masaje Terapéutico (American Massage Therapy Association)
http://www.amtamassage.org

Alianza Canadiense de Masaje Terapéutico (Canadian Massage Therapist Alliance)
http://www.cmta.ca/index.htm

División para la Investigación y Educación en Terapias Médicas Integradas y Complementarias de la Facultad de Medicina de Harvard (Harvard Medical School Division for Research and Education in Complementary and Integrative Medical Therapies)
http://www.osher.hms.harvard.edu

Asociación Internacional del Masaje (International Massage Association)
http://www.imagroup.com

Comité Nacional de Certificación de Masaje Terapéutico y Terapias de Manipulación (National Certification Board for Therapeutic Massage and Bodywork)
http://www.ncbtmb.com

Institutos de Investigación del Tacto (Touch Research Institutes)
http://www.miami.edu/touch-research

Sobre la autora

Anna Kania, BScAnna Kania, BSc, masajista terapéutica titulada
Tras completar su licenciatura en Biología en la Universidad de Ottawa y otros estudios en el extranjero, Anna Kania adquirió el Diploma de Masaje Terapéutico en Toronto, Canadá. Actualmente trabaja en el Hospital de Rehabilitación de St. John como masajista terapéutica (titulada) y forma parte de un equipo multidisciplinar para el tratamiento de pacientes con trauma complejo, amputaciones y quemaduras. Kania comparte y promueve su pasión por conseguir la integración del masaje terapéutico en programas de asistencia médica y rehabilitación. Puede ponerse en contacto con ella por correo electrónico, akania@stjohnsrehab.com, o llamando al 416 (226-6780), extensión 7058.