National Limb Loss Information Center - Fact Sheet

Por Patricia J. Isenberg, MS, COO 
Revisado 2002

PDF Tambien disponible en formato del PDF - Requiere a programa libre Acrobat Reader de Adobe.
Adjust Display: + Larger Font | - Smaller Font

 

WHEN A PARENT LOSES A LIMB: HELPING CHILDREN COPE - English Version is available in Library Catalog

Preguntas frecuentes que hacen los niños:

  • ¿Dónde está tu brazo/pierna? ¿Qué pasó? ¿Se te rompió? Prepárese para ayudar al niño con una respuesta apropiada para su edad/nivel de desarrollo.
  • ¿Te duele? El dolor da miedo a los niños; si el dolor es prolongado, el niño va a estar más asustado. Hable sobre los diferentes tipos de dolor en términos que su hijo/a pueda entender. (¿Recuerdas cuando te quemaste tu dedo? O, ¿la vez que te caíste de tu bicicleta?) Hágale recuerdo de que a veces el dolor no dura mucho tiempo; y otras veces, el dolor dura días; pero, eventualmente el dolor pasa. 
  • Evite dar a los niños demasiada información, como, por ejemplo, los detalles sobre el proceso de una enfermedad complicada o la cirugía de la amputación.
  • ¿Esto me puede pasar? Alivie los temores al dar información de una manera que los niños puedan entender. Un niño que oye que alguien estaba durmiendo cuando le amputaron la pierna puede desarrollar miedo a la hora de acostarse. Recuerde que sus explicaciones deben ser planeadas para evitar crear más miedos o ansiedad. 
  • ¿Es esto por mi culpa? Los niños pequeños son egocéntricos; cuando ocurren eventos sienten responsabilidad. Asegúrese de que los niños sepan que no hicieron nada para causar esa situación.

Puntos para discutir:

  • La pérdida de una extremidad no es un castigo. Sin embargo, si la amputación es el resultado de un accidente, quizás usted quiera hablar sobre temas de seguridad, en una hora apropiada.
  • Los niños se van a "contagiar" esto. Abrazar y tocar todavía son actividades sanas y muy importantes para el proceso de curación de toda la familia.
  • El padre/la madre todavía es papá o mamá aunque tenga una extremidad diferente. Hable sobre lo que tiene importancia: papá todavía puede leerte un cuento a la hora de acostarse; mamá va a cepillar tu pelo.
  • Quizás quiera discutir las cosas que puedan cambiar: mamá tiene que aprender una manera nueva de hornear las galletas; papá no puede sacar al perro a caminar por algunas semanas (o meses).
  • Alimente la tendencia natural de los niños para ayudar: puedes ser la mano derecha de mamá hasta que aprenda cómo usar nueva mano.
  • Explique las palabras nuevas: prótesis, extremidad, muñón, protésico. Haga un juego con la ortografía o la articulación de estas palabras.
  • Evite las reacciones adversas: un niño que llora o grita como respuesta a ver al padre por la primera vez después de la perdida de una extremidad; un niño que se sale corriendo de la sala cada vez que se quita la prótesis. Explique las diferencias anticipadamente para preparar al niño. Muéstrele fotos de otras personas que han perdido extremidades (disponible del protésico o terapeuta o en la revista InMotion) para sensibilizar al niño.
  • Enfoque las similitudes, pero prepárele suavemente para las diferencias. Pida que el niño hable o escriba sobre sus sentimientos.
  • Los niños tienen mucha curiosidad. Quítele el misterio a la prótesis al pedir que el protésico pase tiempo con el niño, explicando los materiales y los componentes utilizados. Debe animar al niño a que manipule los componentes.
  • Si es posible, permita que el niño hable con otros niños cuyo(s) padre(s) han perdido una extremidad.

Regreso al inicio Actualizado en: 01/01/2017

 Amputee Coalition

© Amputee Coalition. Local reproduction for use by Amputee Coalition constituents is permitted as long as this copyright information is included. Organizations or individuals wishing to reprint this article in other publications, including other World Wide Web sites must contact the Amputee Coalition for permission to do so.