Tratamiento integral de la persona: La importancia de la ortesis en el cuidado de pacientes amputados

Web Development Español (Spanish), inMotion Español

Volumen 15 • Número 6 • Noviembre/Diciembre 2005

por Robert (Bob) A. Bedotto, fisioterapeuta, protésico-ortésico diplomado, médico investigador diplomado

Treating The Whole Person 01Cuando una persona está perdiendo una o más extremidades es probable que tenga numerosos problemas adicionales, como dolores de espalda, rodilla y cadera, como consecuencia de dicha pérdida de y/o el mal uso de una extremidad artificial (prótesis). Se deben atender todas estas necesidades si se pretende que el paciente retorne a la vida en forma exitosa.

Siendo fisioterapeuta, protésico y ortésico, estoy directamente relacionado con todos estos aspectos del tratamiento. Ciertamente la fisioterapia puede ayudar al paciente a evitar muchos de estos problemas o ayudarlo a que maneje muchos de ellos. Y en muchos casos, el uso de un dispositivo ortésico, como un braguero o férula, también sería beneficioso.

¿Qué es una ortesis?

Una ortesis es un aparato externo que se aplica al cuerpo para restringir o asistir el movimiento. También puede ser utilizado para apoyar músculos débiles, evitar o corregir heridas o anormalidades o para transferir el peso de una parte del cuerpo a otra.

Las ortesis son generalmente denominadas bragueros, férulas o apoyos e incluyen una amplia variedad de aparatos. Por lo general, un braguero es rígido y un apoyo es blando o semi-rígido. Una férula es un dispositivo temporal que se usa para evitar el movimiento en una articulación en particular. La terminología moderna describe a las ortesis según las articulaciones que abarcan; por lo tanto una ortesis de pie es una FO; una ortesis de pie y tobillo es una AFO; una ortesis de rodilla, tobillo y pie es una KAFO; etc.

Las ortesis pueden ser realizadas a medida como las prótesis o pueden ser dispositivos prefabricados y listos para usar; el tipo que se use dependerá de la necesidad particular del paciente.

¿Cuándo se necesita una ortesis en el tratamiento protésico?

El objetivo de la rehabilitación es restaurar en las personas su capacidad anterior o al mayor nivel posible de función. Por lo tanto, reemplazar una extremidad perdida o su función con una prótesis debe ser sólo parte de un tratamiento integral del paciente amputado. El tratamiento total debe incluir la evaluación, fisioterapia, entrenamiento y, en muchos casos, ortesis adecuados.

Desafortunadamente, aunque por lo general la importancia de una prótesis para restaurar la función después de una amputación es obvia, la necesidad de una ortesis no es a menudo tan obvia. Una ortesis, sin embargo, puede ayudar al paciente a mejorar el uso de una prótesis tratando sus condiciones secundarias ajenas a la amputación o causadas por el uso o mal uso de su prótesis.

La enfermedad vascular, por ejemplo, es una causa principal de amputación y a menudo está asociada con diabetes. Como consecuencia de la diabetes, los pacientes pueden desarrollar también una neuropatía, lo cual produce reducción de sensaciones y debilidad muscular. Esta neuropatía no atendida puede limitar la habilidad del paciente en sus funciones. Cuando una persona es amputada de una sola pierna como consecuencia de la diabetes o una enfermedad vascular, puede que su otra pierna también tenga problemas preexistentes que podrían beneficiarse de un tratamiento ortésico.

Además, aún en caso de que la pierna restante del amputado esté sana al momento de la amputación, va a tener que trabajar más intensamente para compensar su pierna amputada y esto también puede provocarle un daño indebido.

Otra causa común para un funcionamiento limitado entre los amputados es su condición física en el momento de recibir la prótesis. Pueden tener una variedad de problemas de movimiento o debilidad muscular por desuso o por malos hábitos anteriores. Desgraciadamente, la fisioterapia sola puede no ser suficiente para devolver al paciente funciones de deficiencias de largo plazo.

Las deficiencias físicas también pueden ocurrir como resultado del uso de una prótesis. Una prótesis es un sistema mecánico que debe incluir la correcta colocación, alineación y componentes para el máximo funcionamiento y seguridad. El sistema debe permitir que la persona funcione lo más normalmente posible para evitar la dependencia de su extremidad restante. Si el sistema protésico tiene alguna deficiencia, puede afectar adversamente al cuerpo y con el tiempo limitar su funcionamiento.

En estos casos, la intervención de la ortésis es esencial. Desafortunadamente, el uso de una ortesis ocurre muy a menudo en forma tardía o es un tratamiento de última instancia cuando el problema ya se encuentra en etapa avanzada. Lo ideal sería brindar tratamiento ortésico preventivo desde el comienzo para evitar estos problemas o al menos para disminuirlos lo más posible.

Pies, tobillos y rodillas

La gran mayoría de los amputados de una sola pierna se beneficiarían de una ortesis de pie ya que les ayudaría a preservar la función de la pierna restante. Para obtener mejores resultados, un plan de tratamiento debería concentrarse en los problemas existentes así como en los potenciales.

Cuando existe debilidad y/o limitación en el movimiento de tobillo o rodilla, puede necesitarse una AFO para apoyar los músculos débiles y para restringir los movimientos no deseados. Aún cuando no exista debilidad o limitación en el movimiento, se ejerce una enorme presión sobre el pie y tobillo restantes. Puede ser necesaria una ortesis de pie para disminuir el efecto de dicha presión y para mantener el alineamiento adecuado.

Daños por uso excesivo

El uso excesivo de dispositivos de asistencia, como muletas, andadores y sillas de ruedas, también puede causar problemas que requieran tratamiento ortésico. El síndrome del túnel carpiano en la muñeca, inflamación del tendón del codo y problemas de cápsula del hombro son ejemplos de síndromes de uso reiterado.

La fisioterapia y la ortesis adecuadas pueden ser de utilidad. Una ortesis de muñeca (WO) que limita el movimiento es efectiva para tratar el síndrome de túnel carpiano y una simple banda en el codo que aplique presión al músculo y tendón que están causando el dolor aliviarán un poco la inflación del tendón.

Treating The Whole Person 02Dolor de espalda

El dolor en la zona baja de la espalda es generalizado en toda la población y está exacerbado por una prótesis inadecuada y/o una condición física pobre. Nuevamente, el uso de corsés, fajas u otro tipo de apoyo ortésico debería ser incorporado al tratamiento de fisioterapia. Sin embargo, es importante considerar todos los factores que contribuyen al problema para encontrar solución. Igual que como una prótesis no es una solución total en sí misma, tampoco lo es la ortesis. El tratamiento integral de la persona siempre es lo indicado.

Daños por el estilo de vida

Finalmente, se puede provocar una variedad de daños como resultado de un estilo de vida muy activo. Los avances modernos en las prótesis han permitido que los amputados participen en actividades que hace muchos años no eran posibles. Como resultado de esto, los daños como consecuencia de accidentes, actividades atléticas o ejercicios vigorosos pueden requerir un tratamiento que puede incluir ortesis.

Como siempre, la prevención es la mejor cura. Se aconseja la evaluación de la postura y un examen previo a la actividad. El tratamiento preventivo que incluye una ortesis de pie puede ayudar también a prevenir heridas potenciales. Nuevamente, esto debe ser parte de un plan de tratamiento total que incluya acondicionamiento físico y equipamiento adecuado, incluida la prótesis. El calzado adecuado también puede contribuir a prevenir o corregir deficiencias y también debería ser considerado como ortesis.

¿Qué significa todo esto para mí?

El aspecto más importante de un tratamiento total es la participación activa del paciente. El primer paso crítico es comprender las opciones que tiene. Esto requiere información y educación.

Usted debería investigar las opciones que tiene y no debería considerar la ortesis y la protésica como exclusivas una respecto a la otra. Junto con la tecnología protésica, la colocación adecuada y el acondicionamiento físico, la ortesis puede ser esencial para su proceso de rehabilitación.

Si siente que podría beneficiarse de un tratamiento ortésico, dígaselo a su protésico o fisioterapeuta. No espere a que él/ella se lo sugiera. Es responsabilidad de usted asegurarse de que el equipo del cuidado de su salud lo trate en forma integral y que no simplemente reemplace su extremidad ausente.

Acerca del autor

Treating The Whole Person 03Robert (Bob) A. Bedotto, fisioterapeuta, protésico/ortésico diplomado, médico investigador diplomado, es especialista en rehabilitación y cuenta con 35 años de experiencia. Combina su experiencia como fisioterapeuta, protésico/ortótico e instructor certificado de Pilates en Orto-terapia, LLC, en Bray Orthotics & Prosthetics, en Westwood, Nueva Jersey.