por Scott Sabolich, protésico titulado y autorizado
Ajustar el tamaño de la letra en la pantalla: + letra más grande | - letra más pequeña

Traducción al español: The BilCom Group
inMotion Volume 16 · Issue 5 · Sept/Oct 2006: Prosthetic Sockets: Striking a Fine Balance Between Form and Function
English Version is available in Library Catalog

Scott Sabolich, CP, LP, and Theron Hogue, CP, LP, collaborate on the fit of a socket.

Scott Sabolich y Theron Hogue, protésicos titulados y autorizados, colaboran en el ajuste de un encaje.

El encaje es el componente más importante de su prótesis. Si no se ajusta correctamente, usted puede sentir dolor, pueden aparecer llagas y ampollas, y la prótesis se sentirá muy pesada e incómoda. Puede restringir su movilidad o incluso puede ir a parar al fondo del armario.

La tecnología del diseño de encajes ha avanzado mucho desde los tiempos en que los encajes se fabricaban con plástico duro y madera. Con el surgimiento de los encajes moldeados que se ajustan a cada uno de los aspectos del muñón, las personas amputadas gozan de mayor comodidad y movilidad que nunca. Este tipo de encaje distribuye el peso equitativamente a lo largo de toda la superficie del muñón, eliminando los puntos de presión. Los materiales flexibles y livianos permiten que el encaje se doble y se expanda junto con el muñón del paciente.

Forma artística

El ajuste de un encaje es una forma artística que continúa evolucionando. El objetivo del protésico solía ser crear un encaje con materiales más blandos; ahora el objetivo es crear la prótesis más estable posible, manteniendo la comodidad. Sin embargo, aunque los materiales de hoy en día son mucho más livianos, es difícil crear un encaje protésico estático capaz de contener, de manera cómoda, una parte viviente del cuerpo que cambia constantemente. Cuando crean un encaje, los protésicos suelen sentir que se espera que estabilicen algo que parece un palo (hueso) y está rodeado de gelatina (tejido residual). Además, se espera que produzcan una envoltura suave y flexible, pero estable y segura. Cada encaje es tan singular como la persona que lo lleva. Un muñón nunca mantiene la misma forma o consistencia. Para resolver este problema, los protésicos le dan forma y tamaño al encaje para la extremidad, pero con un margen razonable que permita fluctuaciones de volumen. El usuario debe asumir la responsabilidad de mantener su peso dentro de un margen del 2 por ciento (más o menos) de su peso corporal.

Distribución del peso

El lugar donde se carga el peso dentro del encaje puede ser un problema crítico. Con un encaje más ajustado, en el caso de una persona con una amputación por encima de la rodilla, el peso se carga alrededor del muslo. Si el encaje por encima de la rodilla es más flojo, se cargará mayor peso sobre la estructura ósea de la zona de la pelvis o el extremo distal (más bajo) de una extremidad por debajo de la rodilla. El objetivo es lograr el término medio entre ambas cuestiones dentro de un margen que resulte cómodo para la persona amputada. Algunos amputados no pueden soportar peso sobre el extremo distal del muñón. Si experimenta dolor o inflamación en ciertas zonas del muñón, el protésico puede ayudarle realizando pequeños ajustes al encaje o agregando calcetines o relleno.

El uso de calcetines y relleno puede explicarse mediante esta analogía náutica. Piense en el muñón como si fuese el timón de un barco. Los calcetines simbolizan el agua. Si el nivel del agua baja demasiado, el timón golpeará contra el fondo; a medida que se agrega agua, el barco subirá, liberando al timón.

Distinct channels and grooves are seen in the socket held by Scott Sabolich, CP, LP.

El encaje que muestra Scott Sabolich, protésico titulado y autorizado, tiene diferentes conductos y ranuras.

Alineación

Puesto que el cuerpo cambia continuamente, su prótesis también requiere ajustes regulares para mantener la alineación. Es un dispositivo mecánico, como su automóvil, y requiere cuidados para funcionar adecuadamente. Lo ideal es hacer revisar la alineación de una prótesis entre cada seis a 12 meses. El mínimo cambio en el peso o la masa muscular puede cambiar la alineación y causarle problemas con el muñón. Los problemas de espalda, cadera y rodilla también pueden ser causados por un encaje mal ajustado.

El muñón de una persona recientemente amputada cambia tan rápidamente en una prótesis temporal que la alineación puede requerir un ajuste semanal.

Cuidado del encaje

Una de las cosas más importantes que puede hacer para cuidar de su encaje es limpiarlo en profundidad todos los días. También debería lavar y enjuagar bien los calcetines y las fundas antes de colocárselos. Es importantísimo poner énfasis en esto. Los encajes, calcetines y fundas sucios pueden albergar bacterias, causando mal olor y problemas en la piel como sarpullido, hongos y rojeces. Siga las instrucciones del fabricante sobre el cuidado y la limpieza. Si tiene alguna pregunta, converse con su protésico sobre el cuidado de su prótesis y la higiene.

Sustitución del encaje

Una persona recién amputada con una prótesis temporal debe saber que puede ser necesario reemplazarla por lo menos una vez antes de recibir la prótesis definitiva. El muñón se reduce drásticamente durante los primeros meses de uso de la prótesis y puede llevar hasta dos años para que se estabilice. A veces, esta pérdida de volumen puede solucionarse agregando calcetines, pero llega un punto en el que el encaje puede volverse inestable cuando se usan demasiadas capas de calcetines; esto señala que ya es necesario obtener un nuevo encaje. La prótesis puede requerir varios cambios de encajes antes de que la extremidad alcance su madurez.
Una vez que el protésico haya confirmado que la extremidad se ha estabilizado, procederá a hacer el molde del encaje definitivo. Aunque suele denominarse encaje definitivo, será necesario reemplazarlo. Así como los automóviles se desgastan, también un encaje y una prótesis se desgastan. Si tiene dudas respecto de la necesidad de un nuevo encaje, póngase en contacto con su médico, terapeuta o protésico.

Normalmente es necesario reemplazar un encaje cuando:

  • El encaje está desgastado o agrietado. Un encaje tradicional dura entre dos y cuatro años, dependiendo del nivel de actividad del usuario.
  • El encaje está desteñido.
  • El encaje ya no queda bien. Si el usuario ha aumentado más del 2 por ciento de su peso corporal, el encaje será incómodo y será difícil colocárselo. Una pérdida de más del 2 por ciento del peso corporal podrá hacer que el encaje gire o que la extremidad se mueva dentro del encaje.
  • El tamaño o forma de su muñón cambie.
  • Usted se haya sometido a una reintervención quirúrgica.

Control del peso

El aumento o pérdida de peso es la razón principal para reemplazar un encaje definitivo. El usuario tendrá que hacerle frente al cambio de volumen a cada hora de cada día. Es normal que se produzca una fluctuación en el peso corporal de no más del 2 por ciento (aproximadamente) cuando se lleva un encaje de succión correctamente ajustado; un porcentaje mayor puede requerir la sustitución del encaje.

Los niveles de líquido del cuerpo también pueden variar durante el día, haciendo que el encaje se sienta flojo o apretado. Esto puede solucionarse agregando o quitando calcetines. A medida que adquiere mayor experiencia en el uso de la prótesis, aprenderá lo que mejor le conviene.

Todo es cuestión de actitud

Las personas amputadas pueden sorprender a los demás, incluso a quienes los cuidan. Después de la amputación, puede que la persona amputada sea considerada demasiado anciana, demasiado débil o con una lesión demasiado grave como para poder caminar con una prótesis. Pero la determinación y el deseo pueden llevar a muchas personas a alcanzar el éxito, pese a los obstáculos. Estas personas no consideran que rendirse o quedarse en una silla de ruedas o con muletas sea una opción.

Aprender a usar una prótesis y encontrar el diseño de encaje que mejor le convenga puede ser una tarea desalentadora. Haga una lista de preguntas que quiera formular al protésico entre una cita y otra o llámele por teléfono. La Coalición de Amputados de América es una gran fuente de información protésica y puede orientarle en su búsqueda de respuestas. Un grupo de apoyo también puede brindar asesoramiento y ayudarle a darse cuenta de que no está solo.

Scott SabolichSobre el autor

Scott Sabolich es protésico titulado de tercera generación. Es el propietario y director clínico de Scott Sabolich Prosthetics & Research en la ciudad de Oklahoma, Oklahoma.

Actualizado en: 07/27/2011
Regreso al inicio