Edición especial: Los sólidos lazos del verano
por Élan Young
PDF Tambien disponible en formato del PDF - Requiere a programa libre Acrobat Reader de Adobe.
Ajustar el tamaño de la letra en la pantalla: + letra más grande | - letra más pequeña
Traducci ón al español: The BilCom Group
inMotion Volume 17 · Issue 6 · October 2007: The Strong Bonds of Summer:
Amputee Coalition Youth Camp provides peer support to young amputees
English Version is available in Library Catalog

2007 Amputee Coalition Youth CampEn julio, durante el Campamento Juvenil de cuatro días de la Amputee Coalition, se amontonaron 61 campistas en la cafetería del campus del Instituto Roosevelt de Rehabilitación en Warm Springs, Georgia, para un programa nocturno con un conferenciante sobre temas relacionados con la motivación. En un gesto espontáneo, el conferenciante animó a los niños para que compartieran con el grupo cualquier experiencia de sus vidas relacionada con la vida con dismetría o luego de la pérdida de una extremidad. Los ánimos se tornaron bulliciosos después de que varias historias divertidas que involucraban contratiempos con una prótesis despertaran carcajadas.

Luego, una campista tímida se levantó y, entre lágrimas y temblando, dijo que se sentía obligada a esconderle su discapacidad a los demás porque para ella era difícil aceptarse. El silencio reinó en el grupo, excepto por su voz; luego, en forma instantánea, el cuarto estalló en aplausos y gritos de apoyo.

Campers in the swimming pool at ACA Youth Camp Adaptarse a un grupo, hacer amigos, tener una cita: estas típicas preocupaciones de adolescentes pueden parecer menores comparadas con las dolorosas cirugías, las largas estancias en el hospital, los recuerdos traumáticos de un accidente o una enfermedad o el dolor de una prótesis mal ajustada. Aunque los niños con dismetrías y amputaciones congénitas pueden tener que afrontar el dolor físico; para muchos, el estrés social de tener una discapacidad visible puede ser incluso peor.

Desde hace ocho años, la Amputee Coalition ofrece un campamento para que niños de 10 a 16 años se reúnan para vivir una experiencia lejos de algunos de los principales factores que causan estrés en sus vidas. El Campamento Juvenil de la Amputee Coalition presenta una combinación de talleres, juegos y actividades diseñadas para involucrarlos social y físicamente. Para los jóvenes amputados, el campamento se trata de descubrir, no solo descubrir cómo practicar un deporte o sostener una pala de remo, sino descubrir que no son tan diferentes de los otros niños de su edad. Aunque solo dura cuatro días, el campamento ofrece una oportunidad única para los niños con pérdida de extremidades a través del invaluable apoyo de los compañeros,

Algo que hace que el campamento sea especial es la conformación del plan, que incluye la programación de actividades de apoyo de compañeros como las discusiones grupales por edad y sexo. El director del campamento Derrick Stowell cree en el beneficio de crear espacios seguros que den lugar a la discusión seria sobre la imagen corporal, la aceptación de uno mismo y las interacciones con extraños en público y otros temas importantes.

Camper in canoe with paddles; Campers pose for photo // ACA Youth Camp“Muchos campistas llegan por primera vez sin haber conocido nunca a otro amputado antes de asistir al campamento”, cuenta. “Los pequeños grupos les dan a los campistas la oportunidad de hablar, especialmente a los campistas tímidos que pueden no sentirse cómodos en grupos grandes”.

Además, el apoyo de compañeros se da naturalmente, como cuenta una madre, suele ocurrir cuando menos se lo espera. Diane Capellini acababa de recoger a su hija que volvía del campamento y le estaba preguntando qué era lo que más le había gustado, esperando que le hablara de la natación o del aprendizaje de un nuevo deporte. En cambio, se sorprendió un poco al saber que lo que más le gustó a su hija fue caminar por el aeropuerto. Luego de profundizar, Capellini entendió que lo que disfrutó fue la sensación de unión e identidad de grupo en medio de extraños sin discapacidades.

“Eran cerca de 15 campistas, eran como una pandilla caminando por el aeropuerto”, cuenta Capellini. “En el aeropuerto, en lugar de mirarla mal o quedarse mirando fijamente a su pierna, las personas se hacían a un lado para dejar pasar al grupo. Se sintió parte de algo importante y eso ayudó a su autoestima. Realmente me sorprendió”.

Como muchos padres pueden dar fe, concurrir a un campamento por primera vez puede ser una experiencia atemorizante para un niño, muy similar al primer día de clases. Sin embargo, a diferencia de la escuela, los niños en el Campamento Juvenil de la Amputee Coalition instantáneamente se ven rodeados de otros niños como ellos con distintos niveles de pérdida de extremidades. En este entorno, los nervios rápidamente se transforman en alegría en tanto los niños se dan cuenta de que nadie va a definirlos, en un primer vistazo, por su discapacidad. En este espacio seguro, abundan los nuevos amigos.

Los niños se dan cuenta
de que nadie va a
definirlos, en un primer
vistazo, por su discapacidad.

Stowell sabe que el apoyo de compañeros es importante para estos campistas. Los padres suelen escribirle para decirle que sus hijos han vuelto del campamento con más confianza en sí mismos. Pero también lo escucha de parte de los asesores.

“Muchos de nuestros asesores concurren al campamento desde que ellos mismos eran campistas”, cuenta Stowell. “Los asesores que retornan suelen contar cómo el campamento les ha afectado positivamente con los años y es por eso que quieren ayudar a los demás”.

Rob Burcham, protésico y compañero visitante certificado por la Amputee Coalition, es asesor desde hace cinco años, después de dos años como campista. Recuerda un año en que fue asesor y en el vuelo a casa estaba sentado junto a una campista.

“Me contó que siempre llevaba pantalones para esconder su prótesis y que no podía imaginar quitarse su pierna frente a extraños”, recuerda. Luego, para darle el ejemplo de que quitarse la prótesis no debería ser un problema, Rob se quitó la suya y permaneció así por el resto del vuelo. “Ella comenzó a llorar”, dice. “Pero luego también se quitó la suya”.

Cuando Burcham volvió a verla al año siguiente, no solo estaba muy cómoda llevando pantalones cortos otra vez, sino que recuerda que estaba muy orgullosa de haberse convertido en animadora, para nada acomplejada con su prótesis frente a una multitud.

Row of prosthetic legs lined along the side of the pool // ACA Youth CampConcurrir a un campamento juvenil tiene muchos efectos positivos. Si bien el denominador común suele ser una mayor autoestima, los verdaderos resultados pueden ser muy diferentes. Un niño puede aprender a superar el temor a ser visto sin su prótesis. Otro niño quizás deba superar exactamente el temor opuesto. Por ejemplo, Diane Capellini recuerda que su hija se sentía más acomplejada cuando llevaba su prótesis que cuando no la llevaba, y fue toda una lucha lograr que su hija la llevara.

“Solíamos sobornarla para que la usara, pero no funcionaba”, recuerda. “La enviamos al campamento y allí vio a todos estos niños que se quitaban la pierna, se la colocaban, se la quitaban y se la volvían a colocar y ya no volvió a ser un problema”.
Para la mayoría de estos niños, viajar al campamento no es un esfuerzo menor, especialmente para quienes están en sillas de ruedas. Como saben la mayoría de las personas que padecen una discapacidad, tener necesidades especiales complica las condiciones del viaje aéreo que ya de por sí son difíciles, incluidas las largas colas, los exámenes de seguridad incoherentes, las multitudes y los angostos pasillos de los aviones. Si un campista tiene un vuelo largo y necesita ayuda para usar los servicios o debe hacer una conexión, viajar al campamento puede convertirse en un viaje épico.

Estos niños comprenden cuán difíciles son algunas tareas cotidianas, pero quieren demostrarle al mundo que son capaces de mucho más de lo que las personas reconocen. Comprenden muy profundamente esta lucha constante y quizás, es por ello que son tan comprensivos unos con otros. Para algunos, es la primera vez que se han sentido normales entre otros niños de su edad.

El director y el personal de la Amputee Coalition trabajan arduamente para brindar actividades que unan, desafíen y fascinen a estos jóvenes amputados. Pero al finalizar el campamento, quizás el aspecto más importante es simplemente que han pasado un tiempo juntos.

Para obtener más información acerca del Campamento Juvenil Anual de la Amputee Coalition, póngase en contacto con Derrick Stowell al 1-888-267-5669 extensión 8130 o visite www.amputee-coalition.org/youth_camp.html.

Actualizado en: 01/01/2017
Regreso al inicio