por Jack E. Uellendahl, ortésico y protésico titulado
Ajustar el tamaño de la letra en la pantalla: + letra más grande | - letra más pequeña
inMotion Volume 8 · Issue 6 · November/December 1998: Prosthetic Primer: Materials Used in Prosthetics Part II
English Version is available in Library Catalog

Material termoplástico

Las láminas termoplásticas se usan mucho en el campo de la protésica para fabricar conexiones protésicas y componentes estructurales. Estos materiales están disponibles en láminas de varios grosores y colores. Los tipos más básicos son el polipropileno y polietileno. El polipropileno (PP) es un plástico muy rígido para el que se han encontrado varios usos en protésica. La estructura de soporte de la conexión protésica suele fabricarse con polipropileno. El polietileno (PE) de baja densidad es un termoplástico blando y flexible que puede usarse para las conexiones protésicas. Una de las ventajas de estos y otros tipos de termoplástico es que se pueden remodelar. Para remodelar el material se utiliza una pistola de aire caliente que calienta la zona deseada hasta conseguir la temperatura necesaria para poder darle forma. Ésta puede ser una gran ventaja cuando existe alguna zona de presión en el encaje.

Además del PP y del PE, hay una gran cantidad de “combinaciones” de plásticos disponibles. Las características de estos materiales varían en cuanto a rigidez y flexibilidad. Un buen ejemplo es el copolímero, una mezcla de polipropileno y etileno que crea un material bastante rígido pero más flexible y resistente a las grietas que el polipropileno puro. Los materiales rígidos suelen utilizarse como soporte para que las fuerzas asociadas a la marcha puedan transmitirse de la persona amputada al piso. Los materiales flexibles ofrecen ventajas cuando se usan como materiales de conexión, en otras palabras, aquéllos en contacto con la extremidad residual. Estos materiales proporcionan un encaje más cómodo y ajustable. Recientemente, las combinaciones de plástico flexible han incluido la silicona, que proporciona una suave sensación. Cuando el protésico escoge el plástico adecuado para una aplicación determinada, debe buscar que el material sea flexible, lo que ha de aumentar la comodidad, pero también que ofrezca cierta resistencia cuando se dobla con el fin de sostener la extremidad de forma cómoda. A veces se puede usar un material transparente para evaluar el ajuste previo a la fabricación final. Estos "encajes de prueba" se han convertido en un valioso e indispensable instrumento para el protésico. El material más común para encajes de prueba hoy en día es el termoplástico de copoliéster transparente.

El material elegido se moldea sobre un molde de yeso de la extremidad residual tras ser calentado en un horno a la temperatura necesaria para poder darle forma, generalmente alrededor de 300-400° Fahrenheit (149-204° centígrados). El plástico caliente se moldea utilizando el molde de yeso mediante presión de vacío para asegurar que se fabrica un ajuste idéntico.

La silicona y otros materiales similares

A lo largo de los años, se han encontrado más usos para la silicona en el campo de la protésica de extremidades. Ahora se usa como material de relleno para encajes, como sistema de suspensión del encaje de succión de silicona (tipo Iceross 3S) y es el material preferido para las reconstrucciones de mano cosméticas de gran calidad, por nombrar algunos usos. Los hay de muchas formas y se pueden fabricar en un durómetro con soporte rígido o muy blando. Cuando se fabrica en un durómetro muy blando, la silicona no sólo proporciona un excelente relleno sino que también protege la piel de fricciones (cortes). Esto puede ser muy importante porque la fricción suele causar excoriaciones. El encaje de succión de silicona utiliza lo que podría llamarse un "calcetín" de silicona que se pone directamente sobre la piel y que incorpora una clavija de fijación en la parte inferior, fijando así el calcetín, y la persona amputada, a la prótesis.

Este sistema de suspensión es tan eficaz que se usa mucho en prótesis de extremidades inferiores y superiores. Los "calcetines" 3S están ahora disponibles en varios grosores, lo que ofrece un relleno complementario en las zonas críticas. Otros materiales que actúan de manera similar a la silicona son el uretano que se utiliza en la funda TEC y el gel de aceite mineral que se usa en la funda Alpha.

Metales

En protésica, los componentes metálicos suelen ser aquéllos fabricados por uno de los muchos distribuidores de componentes protésicos. Pueden ser rodillas, pilones, tobillos y rotadores, por nombrar algunos. Se pueden encontrar ejemplos de aluminio, acero inoxidable y titanio de estos componentes.

El aluminio, en general, se considera como una alternativa más liviana que el acero. No es tan duro pero, dependiendo de la aplicación, es lo suficientemente resistente como para cumplir los requisitos de diseño y superar las pruebas necesarias. Determinadas rodillas se fabrican de aluminio, aprovechando lo poco que pesa. Algunas de estas rodillas son muy resistentes y duraderas, lo que se debe a la geometría de la rodilla y al material utilizado.

El acero es sin duda resistente pero, también, relativamente pesado. Puesto que el acero es duro, se puede usar para fabricar pequeños componentes que pueden valerse más de la resistencia del material que de la geometría del diseño. Al principio, las pequeñas unidades de rodilla que se usaban para las prótesis endoesqueléticas se hacían de acero. Aunque el material es bastante pesado, se necesita muy poco para elaborar estas rodillas.

El titanio es una alternativa resistente y liviana. La desventaja es su elevado precio. Muchos de los componentes endoesqueléticos inicialmente diseñados de acero están ahora disponibles en titanio. Se deben tener en cuenta todas las ventajas y desventajas al escoger los componentes protésicos. Si no se eligen adecuadamente, los materiales más costosos, resistentes y livianos pueden no proporcionar ninguna ventaja discernible en comparación con las opciones menos exóticas.

Los forros y las fundas

Los forros son los materiales que se hacen durante el proceso de la fabricación y se ajustan en el interior del encaje o los que se agregan después para acomodar la extremidad que se contrae. El pelite es probablemente el material utilizado más frecuentemente en forros de “encaje blando”. Es un material de espuma de polietileno de células cerradas disponible en varios durómetros. Este material se puede moldear con calor, lo que significa que se puede calentar y dar forma sobre un molde de yeso. El pelite y otros materiales semejantes tienen la ventaja de que se adaptan fácilmente al agregar material adicional cuando la extremidad residual se contrae. Es también conveniente usar estos materiales si la suspensión de una prótesis por debajo de la rodilla se realiza mediante una cuña supracondilar. En este caso, el forro se confecciona por encima de la prominencia ósea de la rodilla con el fin de suspender la prótesis.

Las fundas se llevan por fuera de la prótesis y se usan para proporcionar suspensión. Algunos de los materiales que se usan para las fundas son: neopreno, silicona, látex y uretano. Las fundas se llevan sobre la prótesis y se extienden por el muslo de una persona amputada por debajo de la rodilla. Si la funda no es porosa, la suspensión se logrará combinando la succión (el aire no puede entrar en el encaje) y la fricción mecánica.

Acabado cosmético

Las prótesis endoesqueléticas suelen estar revestidas de un material de espuma para que tengan la misma forma que la pierna sana. Las fundas de espuma están disponibles en poliuretano y polietileno. Pueden ser muy blandas, para prótesis por encima de la rodilla con funda de una sola pieza, o bastante sólidas, para prótesis por debajo de la rodilla y fundas cosméticas discontinuas por encima de la rodilla. Estos materiales vienen en piezas extra grandes hechas a medida para conseguir una óptima apariencia cosmética.

El material más tradicional y común para la funda cosmética es la media de nailon. Son parecidas a las espesas medias tipo liga (o de calcetín) que usan las mujeres. Recientemente se han lanzado al mercado pieles protésicas hechas a medida (o casi a medida) que ofrecen un acabado más natural. Las pieles protésicas tienen el mismo color que la piel de la persona y también pueden mostrar algunos detalles, como los vellos de la pierna. Estas pieles protésica suelen estar hechas de un material parecido al látex.

La ventaja de una piel hecha a medida es obviamente su apariencia más “real”. Los inconvenientes son: el aumento del costo, la mayor dificultad para hacer ajustes después de terminar la prótesis, y en el caso de articulaciones como la rodilla protésica de una prótesis por encima de rodilla o un tobillo ajustable a la altura del talón, la piel puede arrugarse o impedir un óptimo funcionamiento de los componentes subyacentes.

Debido a la influencia que la funda cosmética tiene sobre los componentes protésicos, algunos amputados han decidido no cubrir la prótesis y permitir que los componentes funcionen de forma óptima. Es normal que los atletas amputados lleven la extremidad sin cubrir, y en los últimos años, esto se ha generalizado también entre el resto de las personas con amputaciones.

Cualesquiera que sean sus preferencias y necesidades personales con respecto a su prótesis, espero que la información ofrecida en esta serie le haya servido para entender mejor su prótesis y cómo funciona. Los avances llevados a cabo en materiales han mejorado las prótesis de forma increíble a lo largo de los años, lo que significa que ha mejorado la calidad de vida para innumerables personas. Y estoy seguro de que los nuevos avances están a la vuelta de la esquina. Para aprovechar al máximo los últimos avances, le recomiendo que hable de las opciones que tiene con su protésico titulado por la ABC y juntos decidan qué componentes y materiales protésicos optimizarán su función y comodidad.

Actualizado en: 07/10/2011
Regreso al inicio