Por John Peter Seaman, protésico acreditado, técnico protésico acreditado
PDF Tambien disponible en formato del PDF - Requiere a programa libre Acrobat Reader de Adobe.
Ajustar el tamaño de la letra en la pantalla: + letra más grande | - letra más pequeña
Volume 21, Issue 1, January/February 2011:
Tips For Enhancing Your Success as a User of a Lower-Limb Prosthesis
English Version is available in Library Catalog

Aun para los usuarios de prótesis de extremidad inferior más experimentados, usar una prótesis puede generar contratiempos en la vida cotidiana, o incluso problemas mayores. Entonces, ¿qué pueden hacer las personas recién amputadas para mejorar su experiencia después de la colocación de una prótesis? En primer lugar, aceptar que el éxito en el uso de la prótesis requiere un esfuerzo compartido entre el amputado y el protésico. Aquellos que sufran una segunda amputación deben comprender que el protésico, en la mayoría de los casos, no hace milagros. En pocas palabras, la función del protésico es evaluar el potencial físico del amputado, seleccionar los componentes protésicos apropiados y brindar una herramienta, en forma de prótesis, para que el amputado use a fin de realizar sus actividades cotidianas. Una vez que se logre esto, depende del amputado hacer todo lo necesario para aprovechar al máximo los beneficios que ofrece una prótesis que calce bien y funcione adecuadamente.

A continuación, se enumeran 10 de las cosas más importantes que puede hacer como amputado para aprovechar al máximo su experiencia como usuario de una prótesis.

Establezca metas personales.1. Aplique los cuidados necesarios. Limpie bien el interior de las fundas después de usarlas, examine la extremidad residual todos los días para asegurarse de no tener ningún problema que necesite ser tratado (como excoriaciones) y, cuando sea necesario, use medias protésicas para mejorar el calce del encaje. Quizás también desee usar un reductor mientras duerme para darle forma a la extremidad residual y reducir la inflamación durante la noche, en especial si ha sido amputado recientemente.

2. No postergue las cosas. Si tiene algún problema con el calce del encaje, se siente incómodo o la prótesis no funciona bien, programe una cita con el protésico de inmediato. No deje que un problema que parezca sencillo se convierta en un problema grave, en especial si tiene diabetes y sufre excoriaciones que podrían infectarse o si la prótesis no está funcionando de forma segura.

3. Establezca metas personales. Establezca algunas metas que requieran actividades físicas que aumenten gradualmente el uso de la prótesis con el paso del tiempo. No se conforme con el nivel de actividad de hoy. Practique estiramiento constantemente y esfuércese por lograr un poco más cada día, siempre que sea seguro.

4. Colóquese la prótesis todos los días y, más importante aún, úsela. Como amputado reciente, es posible que se pregunte cuánto tiempo debe usar la prótesis a diario. Una respuesta estándar sería: "lo más posible". Si la prótesis le queda cómoda, debería poder ponérsela por la mañana y usarla hasta la hora de irse a dormir por la noche. Además, al llevarla puesta todo el día, estará más predispuesto a usarla más regularmente. La prótesis no será muy útil si está guardada en el placard juntando polvo.

5. Experimente. Como amputado, deberá aprender a usar la prótesis con éxito, y esto requerirá esfuerzo de su parte. La extremidad residual no calzará en el encaje protésico del mismo modo todos los días, o incluso durante el día. Deberá estar atento a lo que siente en el encaje y aprender qué puede hacer para efectuar cambios positivos en el calce del encaje, tales como agregar o quitar medias protésicas completas o parciales, o quitar y volver a colocar una funda que se ha deslizado debido a la acumulación de transpiración.

Luche por la independencia.

Fotografía cortesía de Bill Nessel

6. Haga ejercicio con regularidad. Como amputado reciente, ha perdido algo de musculatura en la pierna afectada, de modo tal que tiene menos músculos para usar cuando está de pie, al caminar o al correr. Deberá fortalecer los músculos restantes para poder pararse con estabilidad y caminar de modo eficiente. Esto llevará varias semanas o meses y requerirá mucho esfuerzo. Le recomendamos ampliamente que trabaje con un fisioterapeuta poco después de la colocación inicial de la prótesis para acortar el proceso de aprendizaje.

7. Controle su dieta. En muchos casos, las personas que sufren la amputación de una extremidad inferior inicialmente están menos activas que antes de la amputación. Un estilo de vida tan sedentario a menudo provocará un aumento de peso. Es importante que comprenda esto y que ajuste su ingesta nutricional para que se adapte a su nivel de actividad, de forma tal de no aumentar mucho de peso durante este período de transición. Si el peso fluctúa notablemente después de la colocación de la prótesis, el calce del encaje podría verse afectado.

8. Acepte y asuma su situación. Cada uno enfrenta su amputación a su manera, algunos con mayor facilidad que otros. Cuanto más rápido asuma el hecho de que es un amputado y que su vida no ha terminado, mejor. La mayoría de las personas que sufren la amputación de una extremidad inferior logran retomar su estilo de vida por completo después de que se acostumbran a usar una prótesis y comprenden que el éxito en el uso de la prótesis depende tanto de la adaptación mental como de la adaptación física.

9. Luche por la independencia. Inmediatamente después de la amputación, es normal buscar y recibir la ayuda de familiares o amigos durante la transición. No obstante, en algún punto –cuanto antes, mejor– deberá luchar por volver a ser lo más independiente posible. Con una prótesis que le calce bien y funcione adecuadamente, debería poder hacer muchas de las cosas que hacía antes de la amputación, o todas ellas.

10. Concéntrese en el futuro. A ningún amputado le gusta haber sufrido una amputación y depender de una prótesis para seguir con su vida normal. Aquellos a los que les va bien, aceptan su situación y toman la decisión consciente de no permitir que la amputación se interponga en su camino y les impida vivir plenamente. No obstante, no se confunda, no todos los días serán color de rosa en su vida como amputado. A menudo, necesitará una inmensa paciencia y perseverancia. Sin embargo, si se concentra en las cosas positivas de la vida en lugar de las negativas, con un sincero esfuerzo y determinación, debería poder vivir una larga y gratificante vida.

Si tiene alguna pregunta o comentario, escríbale al autor a jpseaman@aol.com.

 

Actualizado en: 08/11/2011
Regreso al inicio