por Rick Bowers
Ajustar el tamaño de la letra en la pantalla: + letra más grande | - letra más pequeña
Traducción al Español: The BilCom Group
inMotion Volume 15 · Issue 1 · January/February 2005: Starting a Small Business: Amputee Business Owners Tell Their Stories and Offer Advice to Others - English Version is available in Library Catalog

Fred Pauloz, Deb Schiel y Jean Boelter son tres amputados que han dado un salto emocionante al iniciar un pequeño negocio. Curiosamente, los tres comenzaron un pequeño negocio – Fred’s Legs, A • Spaces y Amputeddy, Inc., respectivamente por la misma razón: ellos propusieron un producto que satisfacía sus propias necesidades, y lo ofrecieron a otros amputados.

Fred's wife Joane, assembling the colorful sleeve Fred’s Legs
Fred Pauloz, de 39 años, perdió su pierna derecha hace 21 años como resultado de un accidente en Jeep.

Durante 15 años después de su accidente, Fred vistió mangas de suspensión (de neoprene) sobre su prótesis. Estas mangas, dice, tenían color claro, se ensuciaban, se rompían fácilmente y no se veían bien después de algunos meses. “Me enfermaba al verlas”, dice Fred, quien ahora es un protésico certificado.

“Quizás debamos recubrirla” dijo la esposa de Fred, Joanne, mirando la prótesis de su esposo un día de 1998, e instantáneamente se encendieron “los focos” en sus cabezas.

Los dos desarrollaron un prototipo de mangas coloridas para cubrir la prótesis de Fred, y Fred comenzó a vestirla en público. El efecto fue asombroso.

“Durante los 15 años que estuve amputado, la gente nunca hizo ningún comentario, pero apenas comencé a vestir este manga colorida, personas totalmente desconocidas comenzaban a detenerme todos los días”, dice Fred. “Ellos decían: ‘¡eh!, esto es realmente estupendo; esto realmente se ve muy bien’. Me entusiasmé tanto que pensé: ‘Si puedo ayudar a otra gente que tiene el mismo sentimiento, esto puede resultar en algo especial’.”

Fred dice que las mangas coloridas son una manera magnífica de “romper el hielo” con personas que no saben cómo actuar con una persona amputada.

Este resultado asombroso hizo que la pareja pensara convertir sus mangas en un negocio, y comenzaron Fred’s Legs en 1999, en Ft. Lauderdale, Florida, con una tarjeta de crédito. Ellos decidieron llamar a sus cubiertas de manga SleeveArt.

Los dos están contentos con lo que el negocio hace para otros. “SleeveArt está disponible para casi todos los amputados por un mínimo precio y puede ayudar a ellos a sentirse mejor respecto a sí mismos”, dice Fred. “Personas que no querían vestir pantalones cortos por miedo a lo que podría decir la gente, ahora de pronto salen en esos pantalones y reciben comentarios positivos. Ciertamente, estas mangas están cambiando la vida de la gente”.

Deb with her cabinet A • Spaces
Deb Schiel, de 45 años, fue amputada arriba de la rodilla de la pierna izquierda en el 2000 como resultado de un cáncer. Durante cada día de su vida de amputada ella también descubrió un problema que necesitaba ser arreglado.

“Yo siempre me acordaba de mi amputación cuando miraba las piezas de prótesis a mi alrededor”, dice ella. “Me molestaba, y terminaba pensando que debía haber alguna manera de no ser recordada siempre. No me gustaba tener cada cosa en despliegue público, y tener que saltar al baño o a otra habitación en busca de las piezas de mi prótesis”.

Ella vio que un gabinete especial para guardar todas las piezas de su prótesis era la solución.

Aunque ella no tenía experiencia en construir gabinetes, diseñó uno de acuerdo a sus necesidades. “Lo hice para que quedara en cualquier lado de mi cama, y lo usé para ver cómo funcionaría conmigo”. Ella además trato de imaginar a otras personas amputadas con diferentes tipos de amputación que podrían necesitarlo, y diseñó el gabinete adecuado también a esas necesidades.

Deb construyó el prototipo con la ayuda de un carpintero. Entonces inició A • Spaces, in Milwaukee, Wisconsin, a principios del 2004, y comenzó a vender sus gabinetes.

Se trata de querer tener un ambiente normal, dice Deb. Si una persona no quiere tener sus ropas tiradas en toda la casa, ¿por qué querría tener las piezas de su prótesis en todo lugar?

“Es también algo psicológico”, dice ella. “Mi gabinete me devolvió mi intimidad. Me devolvió mi dignidad”.

Amputeddy, Inc.
Jean Boelter nació con un tumor de sangre en un pie que frecuentemente se infectaba. Cuando cumplió 5 años se le infectó gravemente, y la pierna afectada tuvo que ser amputada por debajo de la rodilla.

Katie Policani (left) and her children deliver donated Amputeddies to a children’s hospital. (Also pictured is rehab nurse Jean Johnson) “Una noche cuando ya era mayor, mi sobrina de 12 años, Katie Policani, me decía que todos tenían ositos de peluche”, dice Jean, “y yo le dije que no tenía ninguno. Ella quedó sorprendida, y un par de semanas después, yo recibí de ella por correo un osito de peluche sin una pierna. Tenía una prótesis hecha de papel higiénico, y ella había cortado cabellos rubios de una de sus muñecas y los había cosido a la cabeza”.

Jean quedó encantada con el osito de peluche y lo convirtió en modelo para hacer similares osos amputados. Entonces, ella y su madre hicieron cientos y los obsequiaron.

Después que la madre de Jean murió en 2001, Jean quería hacer algo para ella por el Día de la Madre. “Hice un osito de peluche en su memoria y lo regalé a mi protésico”, dice Jean. “Le gustó mucho, y quiso algunos más para algunos de sus pacientes, de manera que mi hermana y yo y algunos amigos comenzamos a hacerlos para él. Entonces nosotros los hicimos para nuestros amigos y los amigos de los amigos. No pudimos mantener el ritmo de los pedidos y así decidimos que debíamos hacer una inversión en un negocio. Decidimos que si no los vendíamos, los regalaríamos”.

Jean comenzó Amputeddy, in Seattle, Washington, y poco después de un año se convirtió en una sociedad.

Los ositos de peluche, ella dice, son comprados en su mayor parte como obsequios. Uno de ellos fue obsequiado a un niño pequeño que perdió su brazo, dice Jean. “El pequeño no había sido capaz de dormir solo hasta que le dieron el osito de peluche, y él no ha permanecido despierto ni una noche desde entonces”.

Ese solo hecho hace que el negocio valga la pena, ella dice.

Porqué los amputados comienzan negocios

Los amputados pueden decidir comenzar un negocio por varias razones. Algunos pueden desear flexibilidad en sus horas de trabajo. Otros pueden querer asegurar que ellos tienen un ambiente de trabajo adecuado a sus discapacidades. Algunos pudieron haber experimentado discriminación en lugares de trabajo. Y otros pueden estar buscando simplemente ingresos extras.

La mayoría de ellos se dan cuenta rápidamente, sin embargo, que hay tanto beneficios como obstáculos cuando uno tiene alguna discapacidad. La libertad de decidir sus propias horas y no tener que luchar con los problemas de la movilidad para ir a trabajar, por ejemplo, son algunos de los grandes beneficios. Además, algunos empresarios con discapacidades que reciben pagos del Seguro Social o Seguro Suplementario pueden ser capaces de aumentar sus ingresos y todavía tener esos beneficios mientras mantengan los requisitos de esos programas. Los obstáculos para comenzar un negocio, por otra parte, incluyen los siguientes:

A pesar de estas barreras, las personas con discapacidad tienen más probabilidades que otras de ser empleados por cuenta propia, y ellos parecer ser buenos para ello. El Abilities Fund enumera varios rasgos de personas con discapacidades que pueden hacerlas más propensas a triunfar en los negocios. Incluye entre esos rasgos la habilidad para resolver problemas, la persistencia y capacidad de adaptación. (Para mayor información visite www.abilitiesfund.org/about_us/entrepreneurs_with_disabilities.php ).

Lecciones aprendidas

Fred, Deb y Jean aprendieron lecciones valiosas mientras conducían sus negocios. Ellos querían compartir su experiencia con otros amputados que desean empezar negocios, especialmente esos relacionados con consumidores amputados:

1. Esté preparado para trabajar un año o más antes de obtener beneficios.

2. Comience con Small Business Administration (SBA). Ninguno de los empresarios tomó las ventajas completas de SBA, aunque Fred y Joanne asistieron a cursos de esa organización. Al principio, Deb no tuvo asistencia, pero en los últimos meses ella se puso en contacto con ellos. “Existe financiamiento gratuito, liberación de financiamiento de abogados, y es un servicio gratuito”, ella dice, deseando haber acudido a esa organización antes.

3. Haga conocer su negocio a otros amputados. “Es más probable que yo compre de otros amputados y los apoye en lo que están haciendo” dice Jean. Otros amputados probablemente sentirían lo mismo, ella piensa.

4. Establezca un sitio en la Internet, y haga intercambios con otros sitios de la Internet.

5. Aproveche de la Exposición y Conferencia Educativa Anual de la Coalición de Amputados y de otras conferencias para hacer contactos y mostrar sus productos.

6. Haga una comercialización directa enviando información y muestras a protésicos y compañías fabricantes de prótesis.

7. Anuncie en “Technology Showcase” de inMotion. “Tech Showcase es el mejor lugar para que un amputado trate de introducir un producto porque es dirigido para personas amputadas”, dice Fred. “Si usted tiene un producto o practica un artificio diario, por qué no compartirlo con otra gente. Puede ser que capte la interés de otros, que digan después: ‘¡Ya!, eso me puede ayudar’.“ Fred’s Legs mantiene sus anuncios, Fred dice, porque “lo que no se ve, no se siente”.

8. Hable con otros amputados. Es importante que usted sepa lo que otros amputados han descubierto, o de sus necesidades en la intimidad de sus propias casas, dice Fred.

9. No olvide verificar las deducciones de impuestos para un trabajo desde la casa.

10. No se rinda ante una idea solo porque otros piensan que no es una buena idea. Ellos pueden estar equivocados.

Para más información:

Fred’s Legs
www.fredslegs.com
954/646-1026

A • Spaces
www.a-spaces.com
414/550-5613

Amputeddy, Inc.
www.amputeddy.com
206/762-1955

Agencia Federal Para el Desarrollo de la Pequeña Empresa ( Small Business Administration)
800/U-ASK-SBA

Servicio de las Pequeñas Empresas y el Trabajador Independiente ( Small Business and Self-Employment Service)
http://janweb.icdi.wvu.edu/sbses
800/526-7234

The Abilities Fund
www.abilitiesfund.org/about_us/who_we_are.php

Actualizado en: 07/10/2011
Regreso al inicio