por Bill Dupes
Ajustar el tamaño de la letra en la pantalla: + letra más grande | - letra más pequeña
Traducción al Español: The BilCom Group
inMotion Volume 14 · Issue 1 · January/February 2004: Making the Skies Safe Once Again - English Version is available in Library Catalog

Viajar por avión puede ser frustrante aún en las mejores circunstancias. Ahora bien, imagínese estar en una silla de ruedas y someterse a un escudriño de ropas y cuerpo porque no puede caminar a través del detector de metales. O, tratar de no parecer sospechoso mientras lleva jeringas de insulina a través del área de seguridad del aeropuerto.

Después del 11 de septiembre, las reglas para los viajes por avión han cambiado drásticamente. Por rutina, tenemos que pedir a la gente que se quiten los zapatos, las chaquetas y las joyas en los retenes de control. Registros al azar e inspecciones por detectores de metal son aceptados como partes de una nueva realidad en los aeropuertos, donde existen perros husmeando bombas y pilotos armados. También hemos oído historias de horror en que las autoridades obligan a los pasajeros con discapacidad quitarse las prótesis, levantarse de sus sillas de ruedas, y separarse de sus perros guías. 

Afortunadamente, la gente con alguna discapacidad ha empezado a encontrar que los viajes son más fluidos debido al entrenamiento avanzado de los inspectores de la Oficina de Administración de Seguridad del Transporte (TSA, por sus siglas en inglés). El Congreso ha creado esta agencia poco después de los ataques de terroristas y ordenó el reemplazo de los trabajadores de compañías privadas por trabajadores del gobierno, bajo la filosofía de que una fuerza federal de trabajadores podría ayudar a resolver problemas crónicos de entrenamiento pobre, sueldos bajos y de rotación de personal. En consulta con más de 20 grupos de apoyo a gente discapacitada, tales como el Consejo Nacional sobre Problemas de Discapacidad, TSA ha iniciado un programa para ofrecer procedimientos de revisión más seguros y dignos para personas con algún impedimento. 

Antes de TSA, no existían los procedimientos específicos y constantes para registrar a la gente con alguna incapacidad. Sandra Cammaroto desarrolló el programa de registro como su primera gerente. “La meta de TSA es asegurar que cada pasajero con alguna discapacidad sepa qué esperar en cada aeropuerto, cada momento y en todos los lugares”, dice Cammaroto. “Vamos a tomar este programa, como un programa modelo, dentro de otros modos de transportación”.

Ante la tarea de registrar a 700 millones de pasajeros y 1 billón de equipajes cada año, la TSA ha ubicado más que 50,000 despachadores federales de equipaje en todos los 429 aeropuertos comerciales de la nación. Con la guía de las organizaciones como la Coalición de los Amputados de América (Amputee Coalition, por sus siglas en inglés), los despachadores federales de equipaje van a ser educados tanto sobre los tipos diferentes de prótesis, como sobre las alteraciones de la prótesis que podrían indicar que hay una arma escondida. Reconociendo que no hay un sistema que es infalible, TSA ha desplegado también los mariscales federales del aire en números récordes, inició un programa de entrenamiento de los pilotos para armarse, introdujo métodos para emparejar al pasajero con su equipaje y empezó el procedimiento de reforzar las puertas de la cabina.

Tecnología más alta = Líneas más cortas

Desde el principio de TSA, los despachadores de equipaje han encontrado más de 1, 000 pistolas, más de 2 millones de cuchillos y 50,000 cortadoras de cajas. Durante los primeros meses tensos después del 11 de septiembre, los despachadores de equipaje se equivocaron por demasiado cautelosos confiscando cualquier cosa que pareciera amenazadora, incluyendo pinzas y juguetes robots.

Gradualmente se relajaron las reglas de la TSA sobre las cosas prohibidas mientras redefinía su sistema de seguridad. El cortacigarros, el cortaúñas y las tijeras desafiladas son permitidos otra vez. Mientras los procedimientos de registro se hacen más sofisticados, se esperan más cambios en la lista de cosas prohibidas.

Uno de los dispositivos más controversiales es una radiografía que emite rayos dentro de la ropa para revelar el bosquejo de los objetos cerca del cuerpo. Otro dispositivo de rayos X examina el equipaje en dos direcciones al mismo tiempo para dar una imagen más detallada que la del escáner tradicional. Los dispositivos que detectan las señales de explosivos están siendo evaluados. Los especialistas están de acuerdo en que usar todos estos aparatos juntos sería demasiado caro y tomaría demasiado tiempo a menos que fueran combinados con un sistema que podría identificar a los pasajeros ya registrados.

Con el sistema propuesto de identificación biométrica, los viajeros recibirían una tarjeta después de tener antecedentes penales usando la base de datos del FBI y de los Servicios de Inmigración y Ciudadanía de los Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés). La verificación de los antecedentes se parecería más al rutinario informe de crédito rutinario y probablemente incluirían residencia e historia de viajes. En los puntos de retén, los viajeros ubicarían un dedo en el escáner o mirarían dentro de una pieza ocular para ser sometidos a un escáner de retina, que recordaría a escenas de Star Trek. Esos individuos todavía serían registrados por sistemas de seguridad regular, pero estarían exentos de cualquier registro adicional. Este “triage” propuesto permitiría a los viajeros de bajo riesgo pasar la inspección de seguridad rápidamente, para que el esfuerzo pudiera ser enfocado en los viajeros percibidos como de alto riesgo.

¡ALERTA! Hemos sido informados que a partir de ahora han sido impuestos procedimientos nuevos de “inspección de encajes” de prótesis a las personas amputadas, antes de embarcarse en el avión. Para obtener más información, vea la página web de TSA en www.tsa.gov/public o en www.tsa.gov/interweb/assetlibrary/Permitted_and_Prohibited_Items.pdf o en la página web de la Amputee Coalition: www.amputee-coalition.org

Actualizado en: 07/10/2011
Regreso al inicio