Perfil: Tony Meléndez
Improvisando con los pies


por Julie Wiest
2003 First Step - A Guide to Adapting to Limb Loss
Ajustar el tamaño de la letra en la pantalla: + letra más grande | - letra más pequeña
Traducción al español: The BilCom Group
First Step 2003 • Profile: Tony Meléndez: Toe Jammin'
English Version is available in Library Catalog

Tony Melendez

La talidomida, un fármaco recetado en la década de 1950 para aliviar las náuseas en mujeres embarazadas, hizo que muchas de ellas dieran a luz bebés con extremidades más cortas o sin extremidades. El fármaco fue retirado del mercado en la década de 1960, pero los efectos devastadores ya habían dejado su marca.

Ha grabado seis álbumes, ha abierto conciertos para cantantes como Amy Grant y tocó la guitarra para el Papa Juan Pablo II cuatro veces. En 1989, publicó su inspiradora autobiografía titulada A Gift of Hope (Un regalo de esperanza). Y ha logrado todo esto utilizando los pies en lugar de las manos, y los dedos de los pies en lugar de los dedos de las manos.

Tony Meléndez nació en 1962, en Nicaragua, cuando la talidomida estaba en el apogeo de su popularidad. Comenzó su vida sin brazos y con los dedos de un pie en palillo de tambor porque a su madre le habían recetado el fármaco cuando estaba embarazada. En 1963, viajó a los Estados Unidos para que le corrigieran el pie y le colocaran brazos protésicos. Pese a ello, solo usó las prótesis hasta que cumplió 10 años y luego tomó la decisión de utilizar los pies, ya que le resultaban más fáciles y rápidos de manejar. Entonces, se deshizo de las prótesis y continuó aprendiendo a realizar las tareas cotidianas con los dedos de los pies.

Alentado a explorar la música, Meléndez comenzó a cantar primero para sus padres, ambos cantantes, cuando solamente tenía 5 años, y luego en los coros de la escuela y la iglesia. Más adelante, cuando tenía alrededor de 16 años, comenzó a tocar la guitarra de su padre con los dedos de los pies y, finalmente, a escribir su propia música. Sus padres le alentaron, y su padre le hacía críticas constructivas. “Creo que ninguno de los dos se imaginó alguna vez que realmente funcionaría”, comenta Meléndez. Pero los dedos de los pies de Meléndez eran suaves, y él era muy perseverante. “Un día aquello se transformó en música”, agrega.

Hoy en día, le invitan con regularidad para que hable y toque en diversos eventos, entre los que se incluyen eventos destinados a jóvenes y reuniones de la iglesia. Meléndez tiene especial interés en la Iglesia Católica y cree que la fe le ha ayudado mucho. “Mi fe y el hecho de formar parte de la Iglesia siempre me han dado fuerzas”, explica.

Es el cuarto año que participa como estrella de un espectáculo de variedades que se lleva a cabo en Branson, Misuri. Meléndez disfruta de participar en el espectáculo, sobre todo porque tiene hijos pequeños y desea pasar el tiempo con ellos. Además de otros logros y honores, ha participado en muchos programas de televisión, como Good Morning America y Entertainment Tonight, y recibió una distinción especial por parte del ex Presidente Reagan por ser un ejemplo a seguir para los Estados Unidos. Sus objetivos a futuro incluyen continuar tocando música y ayudando en los eventos destinados a jóvenes, y seguir siendo un miembro activo de la Iglesia.

Pese a que Meléndez, constantemente, debe pensar en cómo hacer las cosas de manera diferente, hay muy pocas cosas que no pueda hacer. Acepta lo que le ha sucedido y se da cuenta de que sus habilidades superan ampliamente su discapacidad. “Sabía que era diferente”, explica, “pero todos somos diferentes. Si uno puede superar esa situación, entonces muchos problemas desaparecerán”.


Regreso al inicio Actualizado en : 18-sep-08
 Amputee Coalition

© Amputee Coalition. Los derechos de reproducción pertenecen a la Coalición de Amputados. Se permite la reproducción local para uso de los constituyentes de la Amputee Coalition, siempre y cuando se incluya esta información sobre los derechos de reproducción. Las organizaciones o personas que deseen reimprimir este artículo en otras publicaciones, incluidos otros sitios web, deben contactar con la Coalición de Amputados para obtener permiso.