Preguntas sobre prótesis para amputados nuevos

Kevin Manuel Hoja de datos (Fact Sheet)

Revisado por el personal del NLLRC 5/2015 | Ver PDF

Usted ha llegado al punto del camino en el que el muñón está cicatrizando luego de la amputación y está considerando las opciones protésicas que tiene. Pensar en la primera prótesis puede ser un proceso tanto excitante como escalofriante. Se trata de otro paso que dará en su camino para volver a la vida normal luego de la cirugía. Es importante tomar una decisión con conocimiento de causa acerca de si una prótesis será la mejor opción para usted, o qué clase de prótesis le conviene. Aquí encontrará algunas respuestas a las preguntas frecuentes que hacen las personas recién amputadas:

¿POR QUÉ DEBERÍA USAR UNA PRÓTESIS?

Una prótesis es simplemente una herramienta. Reemplaza de manera artificial a una extremidad o parte de una extremidad perdida, y puede ayudarle a recuperar la independencia luego de la amputación. Optar por usar una prótesis o no depende de sus metas personales. La mejor prótesis es la que le ayudará a lograr sus metas. Algunas cosas importantes que debe preguntarse son:

  • ¿Qué desea poder hacer con la prótesis?
  • ¿Qué actividades planea realizar?
  • ¿Desea caminar o correr?
  • ¿Le preocupa cómo lucirá?

No existe ningún dispositivo que sea el mejor de todos. La clave del éxito consiste en trabajar con su médico, protésico y terapeuta para atender sus necesidades y aclarar sus dudas. El protésico trabajará con usted en el diseño y ajuste. El fisioterapeuta y el terapeuta ocupacional trabajarán con usted para enseñarle a usar la nueva prótesis.

EN GENERAL, ¿CÓMO FUNCIONA UNA PRÓTESIS? ¿QUÉ APARIENCIA TIENE?

Cada dispositivo será diferente según el nivel de amputación, la destreza física y las necesidades. El protésico creará un dispositivo a su medida. Le hará sugerencias de acuerdo con el tipo de amputación y su nivel de actividad. Básicamente, una prótesis es una extensión de su cuerpo. Una prótesis estándar se fabrica con componentes convencionales que crean la pierna y pie protésicos. Estas piezas están conectadas a un encaje que se ajusta por encima del muñón.

El encaje permite que la prótesis se conecte al muñón. Sobre el muñón se coloca una capa adicional, llamada funda, que funciona como barrera entre la piel y el encaje. La funda amortigua y brinda comodidad a la vez que ofrece un mejor ajuste del encaje. Es fundamental que el encaje se ajuste correctamente. Un encaje mal ajustado puede ocasionar dolor, llagas y ampollas en el muñón. Las opciones más comunes de encaje son de succión, de vacío y con clavija.

Una prótesis puede lucir de la forma que usted lo desee. Las opciones son infinitas, desde la apariencia puramente funcional de las piezas mecánicas hasta una funda estética que luzca como una extremidad natural. Si desea imponer una moda, puede cubrir su encaje con el logo de su equipo favorito o decorarlo con su color o estampado preferido. La prótesis es una extensión suya y de su estilo, ¡llévela con orgullo!

La tecnología continúa cambiando el mercado protésico. Con los avances en las rodillas y pies con microprocesadores, y las manos y encajes modernos, el campo protésico continúa ofreciendo nuevas oportunidades para mejorar el estilo de vida de las personas con pérdida de extremidad. Puede encontrar más información sobre sus opciones protésicas visitando el Centro Nacional de Recursos de Pérdida de Extremidades de la Coalición de Amputados.

¿TENDRÉ QUE USAR UNA SILLA DE RUEDAS O MULETAS?

Algunos amputados encuentran práctico utilizar una silla de ruedas o muletas para alcanzar sus metas. El tipo de dispositivo de ayuda que utilice depende de su elección. Debería utilizar el dispositivo que le ayude a llevar la vida que desea vivir. Esto puede significar utilizar una silla de ruedas o un par de muletas para algunas actividades. Muchos amputados tienen una silla de ruedas o muletas que usan al menos parte del tiempo. Pueden utilizarlas para ir al baño durante la noche, ducharse, hacer viajes de larga distancia o si surgen problemas que requieren quitarse la prótesis durante un período. Se trata de una decisión personal, basada en sus necesidades y nivel de comodidad.

¿CUÁNTO COSTARÁ LA PRÓTESIS Y CÓMO PUEDO PAGARLA?

Una prótesis puede variar ampliamente en precio, según su nivel de amputación y el tipo de dispositivo que usted esté buscando. Normalmente, su plan de seguro cubrirá la prótesis en forma parcial. Es posible que algunos planes de seguro incluso cubran la totalidad del costo del dispositivo. Usted tendrá que mantener una estrecha relación con la compañía de seguros para comprender los tipos de dispositivos y servicios que cubrirá la póliza. Esté preparado para hacer varias llamadas telefónicas, brindar documentación y ser su propio defensor. Verifique que su póliza incluya cobertura de prótesis. Conozca las limitaciones y exclusiones de su póliza. Es importante saber que el paquete del costo total de su dispositivo debería incluir el trabajo que usted realice con el protésico para ajustar y alinear la prótesis. El trabajo del protésico debería continuar hasta que usted alcance un ajuste y una alineación que le resulten cómodos.

La Coalición de Amputados ha elaborado una Guía de Cobertura de Seguro y Reembolso (aún no disponible en español) para ayudarle a descifrar las preguntas habituales sobre el seguro. Contacte al Centro Nacional de Recursos de Pérdida de Extremidades de la Coalición de Amputados llamando al 1-888-267-5669 para obtener una copia. Si considera que necesita ayuda para pagar la prótesis, puede enterarse de más detalles acerca de las opciones de financiamiento leyendo la hoja informativa Ayuda económica para servicios protésicos, equipos médicos duraderos y otros dispositivos de ayuda.

¿QUÉ ES EL NIVEL K?

Un nivel K es una escala que utiliza Medicare para evaluar su nivel potencial de rehabilitación. Muchas compañías privadas de seguro siguen el ejemplo de Medicare para establecer pautas de cobertura. El nivel K es una clasificación de 0 a 4 para predecir su éxito potencial con la prótesis. Básicamente, si usted tuviera un dispositivo y recibiera entrenamiento acerca de su uso, ¿le funcionaría? ¿Podría hacer buen uso de ella? El nivel K es importante porque es lo que utiliza su compañía de seguro para determinar qué tipo de prótesis le cubrirán. Las compañías de seguro desearán saber si la prótesis que usted reciba será realista y funcional. El médico completará una evaluación de sus destrezas físicas y cognitivas para determinar su nivel K. El Centro Nacional de Recursos de la Coalición de Amputados puede conectarle con información adicional y herramientas que le ayudarán a comprender lo que significa el nivel K, y cómo impactaría en sus opciones protésicas.

¿CÓMO ELIJO A UN PROTÉSICO?

La relación entre una persona con pérdida de extremidad y su protésico es única. Muchas personas con pérdida de extremidad establecen una relación de por vida con su protésico. Esto hace que elegir al protésico sea una decisión muy importante. Le pueden recomendar uno, pero en última instancia, el que tiene que tomar la decisión es usted. Asegúrese de que el protésico sea profesional, confiable y que tenga experiencia, además de estar cubierto por la compañía de seguro. Puede encontrar más información acerca de cómo elegir un protésico en el folleto elaborado por la Coalición de Amputados y la Academia Estadounidense de Ortésicos y Protésicos: Paciente y protésico: trabajo conjunto para un resultado exitoso (aún no disponible en español).

Para ayudarse a encontrar un protésico en su área, visite el Buscador de protésicos.

¿CUÁNDO TENDRÉ LA PRÓTESIS?

La elección del momento dependerá de la rapidez con la que el muñón cicatrice por completo luego de la cirugía. Algunas personas reciben una prótesis temporal inmediatamente después de la amputación o dentro de las dos o tres semanas posteriores a la cirugía. Por lo general, el ajuste protésico comienza de dos a seis meses después de la cirugía. Esto ocurrirá cuando la incisión quirúrgica haya cicatrizado, la inflamación haya desaparecido y su condición física mejore.

UNA VEZ QUE TENGA MI PRÓTESIS, ¿CUÁNTO TIEMPO ME LLEVARÁ VOLVER A HACER LAS COSAS QUE SOLÍA HACER ANTES DE LA CIRUGÍA?

Todo debería volver a funcionar normalmente en pocos meses. Esta nueva normalidad dependerá del lugar de la amputación así como de su salud y bienestar generales. La prótesis será una herramienta que le ayudará a hacer las cosas que solía hacer. El éxito dependerá de sus metas, un ajuste protésico cómodo, la atención postoperatoria y su perseverancia. Es común que el trabajo con el equipo de rehabilitación lleve entre seis meses y un año. El primer año que sigue a una amputación es arduo. Su muñón sufrirá cambios de forma y tamaño. Se requerirá mucho trabajo para reacondicionar los músculos. Su cuerpo deberá reaprender actividades, el modo de andar, equilibrio y coordinación.

Usted continuará mejorando con tiempo y esfuerzo. Es importante contar con una red de apoyo sólida que le acompañe en su camino. El Programa de Apoyo de Compañeros de la Coalición de Amputados es un excelente recurso que le ayudará a tejer una red de apoyo. El Programa de Apoyo de Compañeros puede conectarle con un grupo de apoyo en su área o con un compañero visitante certificado que puede darle ánimo además de información desde su perspectiva. Para mayor información acerca de cómo conectarse con otras personas de la comunidad de amputados, visite la Red de Apoyo de la Coalición de Amputados.

¿QUÉ OCURRE SI LA PRÓTESIS NO ME QUEDA BIEN?

El proceso de ajuste de la prótesis requerirá de varias visitas para crear un dispositivo que se adapte a usted y sus necesidades. Las visitas posteriores que haga al protésico son tan importantes como la del ajuste inicial. Deberá realizar varias visitas para ajustar la prótesis a medida que el muñón cambia y continúa cicatrizando. Coméntele al protésico si la prótesis le incomoda en algún modo. Puede ayudarle a aliviar las zonas de presión, ajustar la alineación y resolver los problemas que pueda tener. Utilizar la prótesis no debería resultar doloroso. Cuanto más cómodo sea el ajuste, más probable será que usted la use. Converse sinceramente con el protésico sobre sus necesidades y metas. Discuta las cosas que desea y necesita hacer en su vida luego de la cirugía.

¿CUÁNTO TIEMPO DURARÁ LA PRÓTESIS?

Según su edad, nivel de actividad y crecimiento, la prótesis puede durar desde varios meses hasta varios años. En las primeras etapas posteriores a la pérdida de extremidad, se producen muchos cambios en el muñón que pueden hacer que la extremidad se reduzca. Esto puede requerir cambios de encaje, fundas o incluso una nueva prótesis. Un mayor nivel de actividad y el deseo de realizar más actividades puede crear la necesidad de cambiar la prótesis o sus partes. Una vez que se sienta cómodo con el ajuste de la prótesis, solamente se requerirán reparaciones menores o mantenimiento, y puede durar un promedio de tres años. El protésico debería revisar la prótesis con regularidad para evitar problemas mayores.

¿ES DIFÍCIL APRENDER A USAR UNA PRÓTESIS?

Aprender a usar una prótesis es un trabajo arduo. Se necesita tiempo, esfuerzo, fortaleza, paciencia y perseverancia. El protésico debería brindarle algo de entrenamiento para que pueda usarla. Muchas personas encuentran útil trabajar con un fisioterapeuta que esté familiarizado con amputados. Al igual que ocurre cuando se aprende a conducir un coche, hay mucho que aprender al comienzo. Con la práctica se vuelve automático. El protésico debería enseñarle a hacer lo siguiente:

  • cuidar de la prótesis;
  • colocarse (ponerse) y quitarse (sacarse) la prótesis;
  • caminar sobre diferentes tipos de superficies, incluso escaleras y superficies irregulares.

Un fisioterapeuta o terapeuta ocupacional puede enseñarle lo siguiente:

  • enfrentarse a situaciones críticas sin ponerse en peligro, incluso caerse y volver a levantarse;
  • realizar actividades diarias en casa, en el trabajo y en el coche;
  • mejorar su modo de andar para caminar mejor;
  • intentar nuevas cosas sobre las que se puede sentir inseguro, incluso deportes y otras actividades recreativas.

¿QUÉ PUEDO HACER PARA PREPARARME PARA UNA PRÓTESIS?

Es mucho lo que puede y debe hacer para poder usar una prótesis, comenzando con las siguientes prioridades.

  • Confronte los sentimientos y emociones que experimenta y decida cómo reconstruir su vida luego de la amputación. Recuerde que todos respondemos de manera diferente ante la pérdida de una extremidad.
  • Realice ejercicio para fortalecer los músculos necesarios para el equilibrio y la ambulación.
  • Prepare y cuide el muñón para alcanzar una forma adecuada y saludable.
  • Aprenda a adoptar las posiciones apropiadas y a fortalecer el cuerpo para mantener el tono muscular y evitar las contracturas.

UNA VEZ QUE ME HAYAN AJUSTADO LA PRÓTESIS Y ME SIENTA CÓMODO, ¿QUÉ SUCEDERÁ?

Usted debería planificar las visitas posteriores al protésico como parte normal de su vida. Cualquier cambio en el muñón, como inflamación o reducción, o cambio significativo de su peso corporal puede requerir un seguimiento de su protésico para adaptar el ajuste de su encaje. Las prótesis, al igual que los coches, requieren mantenimiento y reparaciones regulares para seguir funcionando. Un pequeño ajuste puede hacer una gran diferencia. El ajuste adecuado del encaje y una buena alineación garantizarán que la prótesis funcione. También puede ayudar a evitar algunas condiciones secundarias que pueden padecer los amputados.

¿PUEDE ROMPERSE LA PRÓTESIS?

Sí, pueden suceder cosas que requieran una reparación o sustitución. Es conveniente tener conocimiento sobre las garantías y sobre qué esperar de su protésico. Solucione de inmediato los pequeños problemas que surjan. No sirve de nada esperar. Esperar puede significar una reparación más difícil o una herida más grave. Usted puede dañar, no solo el muñón, sino también otras partes del cuerpo. La tensión en otros músculos, como en la espalda y los hombros, afectará la postura y el funcionamiento de la prótesis; además, le exigirá mayor consumo de energía para utilizarla.

¿SERÍA ÚTIL HABLAR CON OTRAS PERSONAS QUE UTILIZAN UN DISPOSITIVO PROTÉSICO?

No subestime las charlas y reuniones con otras personas de la comunidad de amputados. La Coalición de Amputados puede conectarle de diversas maneras con otras personas que han experimentado la pérdida de una extremidad y han optado por usar, o no usar, una prótesis. Visite la Red de Apoyo de la Coalición de Amputados para averiguar sobre las distintas formas de conectarse con otros amputados a nivel local o en todo el país.

DIRECCIONES DE SITIOS WEB PARA OBTENER MATERIAL RELACIONADO

Para encontrar más información, herramientas útiles y recursos, póngase en contacto con el Centro Nacional de Recursos de Pérdida de Extremidades llamando al 1- 888-267-5669 o visítenos en línea en amputee-coalition.org/limb-loss-resource-center.


It is not the intention of the Amputee Coalition to provide specific medical or legal advice but rather to provide consumers with information to better understand their health and healthcare issues. The Amputee Coalition does not endorse any specific treatment, technology, company, service or device. Consumers are urged to consult with their healthcare providers for specific medical advice or before making any purchasing decisions involving their care.

National Limb Loss Resource Center, a program of the Amputee Coalition, located at 900 East Hill Ave., Suite 390, Knoxville, TN 37915 | 888/267-5669

© Amputee Coalition. Local reproduction for use by Amputee Coalition constituents is permitted as long as this copyright information is included. Organizations or individuals wishing to reprint this article in other publications, including other World Wide Web sites must contact the Amputee Coalition for permission to do so.